Desgraciadamente todos conocemos gente que habla mal de algún mecánico del taller al que acude, o de malas experiencias con ciertos mecánicos, historias que van de boca en boca hablando de situaciones que uno no sabe si son verdad o mentira, es como el teléfono loco, pero con la sociedad y teniéndonos a nosotros, los que estamos metidos en la automoción, reparaciones o incluso a nosotros, Garacar, que somos una aplicación para la gestión de talleres en el saco de unos pocos, entre muchos.